Cuna de lobos

Mexico
5.0
Sinopsis
Los esposos Catalina Creel y Carlos Larios eran dueños del gigantesco consorcio farmacéutico llamado Lar-Creel. Catalina le había hecho creer a todo el mundo que José Carlos, su hijo mayor (Pero quien realmente es su hijastro), le había arrancado el ojo derecho con un trompo cuando era niño, pero es mentira. Esto lo hizo para que Carlos tomara preferencia por Alejandro, único hijo de Catalina Creel; asimismo, logró destruir así la autoestima de José Carlos.Para resguardar su secreto, Catalina siempre lleva un parche cubriendo su ojo derecho. Pero un día, Carlos descubre a Catalina sin el parche y decide cambiar su testamento, pero muere envenenado por su esposa. Reinaldo Gutiérrez, un importante funcionario de Lar-Creel, descubre que Catalina asesinó a su jefe, pero ella lo amenaza con culparlo del crimen y él se ve obligado a guardar silencio. El testamento especifica que las empresas de la familia sólo pasarían a sus hijos, Alejandro y José Carlos, si éstos a su vez engendraban hijos. De esta forma, se buscaba la perpetuidad de la casta.José Carlos sigue soltero, ya que es un jugador empedernido y Catalina se ha encargado de destruir sus relaciones amorosas. Y Alejandro está casado con Vilma, que no puede tener hijos. Por ello, Alejandro decide seducir malintencionadamente a una mujer trabajadora, Leonora Navarro, quien había presenciado la muerte de Carlos Larios y avisado a Alejandro; su objetivo es que quede embarazada y quitarle el niño, para presentarlo como suyo y de su esposa y poder acceder así a la herencia. De este modo, Alejandro convence a Vilma para que finja un embarazo, haciéndole creer que van a adoptar un niño en secreto. Poco después, Vilma descubre que Alejandro ya ha dejado embarazada a Leonora, pero él le hace creer que Leonora está dispuesta a vender a su hijo.Alejandro instala a Leonora y a su madrina, doña Esperanza (Carmen Montejo), en un penthouse de propiedad de la familia Larios, donde incluso escenifica un falso matrimonio. Además, contrata para el cuidado de Leonora a un médico, el Dr. Frank Syndel, y a una enfermera llamada Rosalía; ambos son dos personas sin escrúpulos cuya tarea es cuidar de Leonora durante su embarazo.Catalina, quien en un inicio desconoce de este plan, cree que su hijo Alejandro tiene una amante. Sin embargo, pronto descubre la esterilidad de Paulina (Edna Bolkan), por lo que Alejandro se ve obligado a revelarle todo su plan. Debido a que dicho plan está en más de una ocasión a punto de ser descubierto, Catalina decide tomar las riendas del asunto, con una frialdad y cálculo mucho mayor que la que Alejandro posee. Doña Esperanza, la madrina de Leonora, pronto averigua la verdad sobre Alejandro, pero sufre una embolia que la deja postrada en un estado vegetativo.Al acercarse la fecha del parto, Leonora es trasladada a una clínica de maternidad falsa de propiedad del Dr. Syndel y de Rosalía (Lilia Aragón). Doña Esperanza, por su parte, es abandonada en un asilo para ancianos, sin poder decir la verdad debido a su estado. También Vilma, quien sigue fingiendo su embarazo, es internada en la misma clínica que Leonora, para así fingir su parto. Contra todo lo planeado, ambas mujeres se encuentran y Vilma se da cuenta de que Leonora es una mujer enamorada que vive engañada.Al nacer el niño, es entregado inmediatamente a Vilma, quien ya estaba a punto de desistir. Lo que ella ignora es que Catalina ha ordenado a Syndel que asesine a Leonora. Sin embargo, Leonora ve por la ventana acercarse a Rosalía con un revólver y consigue quitárselo dándole un golpe en la cabeza antes de escapar. Leonora consigue llegar a México, y con sus últimas fuerzas arriba a la casa de su amigo, el Dr. Terán, dónde todos celebraban las vísperas navideñas.Casi al mismo tiempo, Mario Escudero (Jorge Fergan), el joyero de la familia, descubre a Catalina en Nueva York sin su típico parche y con un ojo completamente sano. El hombre cita por teléfono en un estacionamiento a José Carlos para revelarle toda la verdad, de modo que pueda despojarse de su culpa. Pero dicha llamada es interceptada por Catalina, quien acude antes que José Carlos a la cita, matando a sangre fría a Escudero. José Carlos es acusado de dicho crimen y arrestado, tomándole casi un año en solucionar sus problemas con la justicia.Catalina ofrece dinero al Dr. Terán por su silencio, y le revela el lugar donde puede encontrar a doña Esperanza. Así, el Dr. Terán puede encargarse de que la anciana reciba un tratamiento adecuado. También se ve obligado a internar a Leonora en una clínica psiquiátrica, ya que por todo lo ocurrido sufre un colapso nervioso.Un año después, Leonora, ya restablecida, decide vengarse de Catalina y Alejandro, y recuperar a su hijo, al que han puesto el nombre de Edgar. También la salud de doña Esperanza ha mejorado notablemente y pronto deja la silla de ruedas. Leonora empieza a estudiar todos los pasos de la familia Larios-Creel. De esta manera, consigue seducir a José Carlos, quien ya ha salido de la cárcel, aun creyéndolo un asesino. Al poco tiempo de conocerse, Leonora y José Carlos contraen matrimonio. La joven reaparece sorpresivamente ante "los lobos", como ella los llama ahora, como la esposa de José Carlos, quien todavía no sabe nada de lo ocurrido.Reynaldo Gutiérrez (Carlos Cámara), quien sabe que Catalina asesinó a Escudero y también que envenenó a su esposo, está dispuesto a revelar toda la verdad a la policía. Pero Catalina logra llegar antes que la policía y asesina a Gutiérrez inyectándole un veneno para que el crimen parezca un suicidio. Mientras huye de la escena del crimen, Catalina se encuentra con Alejandro, quien la descubre disfrazada con la gabardina y peluca rubia.Por otra parte, Bertha, la secretaria personal de Catalina, quien sabe que su jefa es la asesina de Escudero y de Gutierrez, descubre en la mansión Larios a Catalina con el disfraz con el que ha cometido los asesinatos. Como consecuencia, Catalina le revela a Bertha toda la verdad, incluyendo el secreto de su ojo. Bertha, quien desde ese momento recibe diversos favores de Catalina, jura guardar silencio, principalmente por temor de la mujer a quien ahora identifica como una psicópata.Poco a poco, Leonora descubre que ama a José Carlos y que es una persona noble, totalmente ajena a las maldades que ocurren a su alrededor. Leonora, una vez instalada en la casa de los Larios, convence a José Carlos de tomar parte activa en los negocios de la familia, y empieza a investigar en todo lo posible a Catalina y Alejandro. Vilma siente aversión por Leonora, pues ésta aprovecha cada momento posible para estar en compañía de quien realmente es su hijo.Poco después, Leonora entra en contacto con Bertha cuando sospecha que ésta guarda algunos secretos incómodos. Así, descubre que Catalina ha recluido a la abuela de Bertha en la clínica del Dr. Syndel y Rosalía (ahora marido y mujer), que ahora funciona como una clínica para ancianos. De esta forma, Catalina busca extorsionar a Bertha y obligarla a guardar silencio.Una vez enterada del lugar donde está su abuela, Bertha decide viajar a la clínica del Dr. Syndel y llevarla a un lugar seguro. Pero Syndel se siente atraído por Bertha, ante los celos de Rosalía. Por órdenes de Catalina, Rosalía (Lilia Aragón) provoca un incendio en la clínica a fin de matar a Bertha, más aún tras observar que su esposo la había ultrajado. En el incendio mueren un número indeterminado de personas, incluyendo la abuela de Bertha y el propio Dr. Syndel.No pasa mucho tiempo hasta que Leonora empieza a seguir la pista de las muertes de Escudero y Gutierrez. La joven encuentra a Bertha, quien logró escapar del incendio muy malherida, y esta le revela todo lo que sabe sobre Catalina, ante el espanto de Leonora y doña Esperanza. Por su parte, Catalina empieza a manipular a sus hijos para que Leonora quede en situaciones incómodas y demostrarle que la guerra continúa.Leonora, ahora conocedora del secreto de Catalina, convence a Elvia (ama de llaves de la mansión Larios) para que le facilite la entrada a la habitación de Catalina. La joven es atacada por Catalina, quien intenta asesinarla, por lo que Leonora le advierte que si le pasa algo Bertha aparecerá.Rosalía es llevada a vivir por Catalina a la mansión Larios, pero la policía descubre pronto que fue la enfermera la que provocó el incendio de la clínica, por lo que Catalina maquina la huida de Rosalía vistiéndola con el disfraz de asesina y entregándole un arma. Rosalía termina siendo abatida en la Estación de Buenavista por la policía al oponer resistencia para ser capturada. Catalina, al ser interrogada por el comandante Luna, asegura que fue Rosalía quien asesinó a Escudero y Gutierrez.Ante esto, los agentes de la policía empiezan a sospechar de Catalina Creel como responsable de los asesinatos, pero les faltan pruebas contundentes para poder llevarla ante la justicia. A medida que los agentes se acercan a la verdad, Catalina tiene que recurrir a numerosas artimañas para ocultar pistas que pudieran demostrar su culpabilidad. Para tener cómplices, aunque ella lo justifica como "tener aliados", Catalina les dice la verdad a Alejandro y a Vilma, quienes quedan horrorizados ante la verdad detrás del parche.En una ocasión, Catalina celebra su cumpleaños y decide hacer una fiesta de disfraces, a la que llega Leonora las prendas que utilizaba Catalina para sus asesinatos. Esto desatan la ira de Catalina, quién ordena a Alejandro la lleve a su habitación. Leonora le confiesa a Alejandro, en ese momento, que Catalina también asesinó a Carlos Larios. Cuando Alejandro le cuestiona esto a Catalina, ella lo confirma, por lo que Alejandro se empieza a alejar de su madre e incluso manda al pequeño Edgar con sus suegros.Poco después Catalina, descubre el paradero de Bertha, así que decide asesinarla. Sin embargo Bertha llevada por el pánico de sus recuerdos y el miedo a "los Lobos", decide escapar.Leonora se ve forzada a contarle la verdad a José Carlos, pues los Lobos se han llevado al pequeño Edgar a EE.UU. El amor de ambos llega un punto máximo de tensión cuando la verdad se descubre, y José Carlos termina teniendo una pelea con Alejandro. La sed de verdad de José Carlos, a quien todos siempre le mandan indirectas, se ve saciada con los falsos testimonios de Vilma, Alejandro y Catalina quienes afirman que Leonora les había vendido el bebé. Sin embargo, José Carlos consulta a Leonora al no creer esas mentiras de su esposa. Leonora, ofendida con José Carlos por dudar de ella, decide irse de la casa Larios con una venganza que estaba dispuesta a terminar. Poco después, Leonora descubre que está esperando un hijo de José Carlos. Vilma, quien también ha tenido algunos malestares, también descubre que está embarazada. Leonora informa a los padres de Vilma de lo que le hizo Alejandro y ellos le exigen a su hija que devuelva la criatura.Bertha reaparece sorpresivamente disfrazada de una francesa encargada de una agencia de viajes bajo el nombre de "Michelle Albán". Ahora tiene una aliada llamada Lucero, quién se compadeció de Bertha por sus constantes lágrimas por su abuela. Bertha se decía a sí misma ser otra mujer y dice que aprendió de la "Reina de la manada" cuando se disfrazaba de Michelle. Mauricio, asistente leal de Alejandro Larios y cómplice de muchos crímenes de esa familia, llega a la agencia preguntando por un viaje y se siente atraído por Lucero. Entonces la mente de Bertha maquina una trampa, la cual consiste en que Lucero lo enamore y le saque información útil. Mauricio y Lucero inician una relación en la que ambos descubren varios asuntos comprometedores de Catalina, previamente Mauricio había ido preso y al volver a la libertad es amenazado tanto por Catalina como por Alejandro ya que él conoce el trato entre el fallecido Dr. Syndel y Alejandro.Catalina, informada por Mauricio quien comenta el parecido entre Bertha y la francesa, sospecha que "Michelle Albán" y Bertha (Rosa María Bianchi) son la misma persona y decide ir en su encuentro para eliminarla, Mauricio es recompensado con un viaje de vacaciones a cambio de su silencio ante la policía, quien también lo investiga. Catalina descubre en aquel lugar a Lucero y decide asesinarla. Bertha descubre el crimen y es perseguida por Catalina, quién sufre un choque aparatoso. Catalina es llevada a una clínica y el médico le revela a José Carlos que Catalina tiene ambos ojos en perfecto estado.José Carlos decide enfrentarse a Catalina encarándole cada uno de sus crímenes durante una cena en la mansión Larios en la que sólo se encuentran ambos; además, le entrega una muestra del mismo veneno que utilizó para asesinar a su padre y le confiesa que ya conoce la verdad de que jamás perdió el ojo.Con todos estos repentinos cambios, la tensión crecía en el ambiente de los Larios cada vez más al punto de que Catalina pierde el control de todo y sus sangrientos planes terminan por volverse contra sí misma. Vilma, quien por accidente descubre que en relidad tiene cáncer en la matriz, le devuelve el bebé a Leonora más aun por miedo a que Catalina se lo llevase y le pide que huyan lejos.Ante este adverso panorama, Catalina decide asesinar a José Carlos, quien tenía previsto un viaje en la avioneta familiar junto a Leonora y el pequeño Edgar, alterando el estanque de combustible del aparato. Sin embargo Vilma necesita viajar con urgencia a Estados Unidos para tratarse el cáncer que sufre, lo que hace que Alejandro le pida a José Carlos la avioneta a última hora.El inspector Suárez va a por Catalina para detenerla tras obtener los testimonios de Mauricio y Bertha. Sin embargo, Catalina mata al inspector mientras caminan cerca de la piscina: ella finge una caída para primero distraerle y después arrojarlo al agua junto a una podadora de césped encendida.La policía rodea la mansión Larios, mientras el Comandante Luna y el Licenciado Curiel (abogado de los Larios) observan el cadáver del inspector, al tiempo que Catalina recibe la llamada del Capitán Gudini, desde el aeropuerto y le reporta que el avión explotó en el aire poco después de despegar y que su hijo ha muerto. Dichosa, la mujer cree haber completado su plan y eliminado a su hijastro. Pero al enterarse de que fue su propio hijo y su esposa a quienes asesinó, pone el mismo veneno con el que mató a su marido en un jugo de naranja, se viste con su atuendo de asesina, se quita el parche, bebe el jugo y muere.Cinco años después, Braulio, primogénito de Leonora, está jugando junto con su hermano José Carlos Jr, en la habitación en la que Catalina se suicidó y a la que sus padres les prohíben entrar. El niño se pone en el ojo el que fue su parche y dice las memorables palabras: "No soy Braulio, soy el pequeño Edgar" lo que significaba la posibilidad de una secuela que no sucedió.
Ficha
Estado
Finalizado
Año
0
País
Mexico
Canal
Canal de las estrellas
Géneros